Blog

Noticias

Raúl Paz responde a los lectores de CubaSí

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Raúl Paz responde a los lectores de CubaSí

Temía que cuando le explicara los términos de esta propuesta, no accediera. A Raúl Paz le han hecho más entrevistas de las que puede recordar, pero siempre han sido periodistas, conductores. Ahora le proponía algo diferente: el cuestionario vendría de los usuarios. Acceder significaba ser vulnerable a preguntas íntimas, polémicas, incómodas, quizás.

«Nunca me han hecho una entrevista así. Es bueno eso de que quienes pregunten sean las mismas personas que escuchan mi música. Vamos a hacerlo», dijo Raúl, y el sitio lanzó la convocatoria.

—Mayte Palomino: ¿Qué relación tienes con los Orishas?

—Fue en Francia donde se creó la idea, el concepto del grupo Orishas. En esos momentos el rapero Iván (el flaco), quien participó en el primer disco del grupo, y yo nos acercamos al Dj Mayco Nico para hacer un proyecto que respondiese a la alta demanda que tenía el rap en Francia.

«Éramos jóvenes intentando comenzar una carrera en Europa. No es sencillo.

«Tuvimos la ayuda del maestro de la percusión Miguel Aurelio “Angá” Díaz. Él nos acompañó mientras grabamos tres temas para una maqueta, y fue a raíz de uno de esos temas que Angá propuso el nombre Orishas.

«Justo en ese momento me presentan un contrato que impulsaría mi carrera en solitario, y decido dejar a un lado el grupo, al que se incorporarían después Yotuel y el Ruso. Mi relación fue solamente en los inicios, en el concepto de cómo sería el trío».

—Mayte Palomino: Un músico como tú, maduro, aunque todavía joven, ¿qué les aconsejaría a los nuevos talentos de la música cubana?
 
—Les aconsejo que no pierdan tiempo. Hay que empezar muy joven y aprovechar todas las oportunidades, buscarlas, creérselo. También es importante escuchar mucha música, abrirse.

—Yunier Alfonso: ¿Cuántos discos tienes ya y cuál consideras el más logrado?

Ven Ven es el número 10. Han sido muy variados. Desde música electrónica hasta salsa.

«El más logrado creo que va a ser el próximo, y después de ese, será el siguiente. De eso se trata, de mejorar.

«Pero el más importante para abrirme puertas fue Mulata, que tuvo buenas ventas y críticas, y sirvió para darme a conocer internacionalmente. Rompió con clichés que cuadriculaban a la música latina. A partir de ese disco comencé a hacer la música que quería. Puede decirse que con Mulata me descubrí a mí mismo».

—Frank Gutiérrez: Te has desempeñado como actor en Hello Hemingway, de Fernando Pérez. Quisiera saber qué te apasiona más: ¿la música o la actuación?

—Es una profesión que respeto muchísimo, pero no me considero actor. He hecho algunas cosas como la película de Fernando, unas aventuras, también hice teatro musical fuera de Cuba; pero son proyectos que me llevan mucho tiempo y me obligan a dejar la música, que es lo que realmente soy. A cada rato tengo propuestas, pero por razones de tiempo no puedo aceptarlas.

—Tristan: ¿Real Madrid o Barcelona?

—Ninguno de los dos. No me gusta el fútbol. No le encuentro sentido a unos millonarios que corren tras una pelota.

—Jesús: Raúl, eres de mis preferidos, tengo pocos cantantes de los que puedo decir que me detengo a escuchar cuando llega a mis oídos su música, como ya te dicen aquí la cadencia y fusión que tienes en tus ritmos me llegan y creo que tienes montones de seguidores, para mí es lamentable que no he podido tener a mano tu música, quisiera saber si tienes proyectos de giras nacionales o presentaciones en el interior del país. Saludos.

—Proyectos de giras nacionales siempre tengo, pero no depende de mí, sino del Instituto de la Música, y parece que no desean darme la oportunidad de recorrer el país. Me encanta tocar en otros lugares fuera de La Habana, estar en contacto con ese público que me sigue, pero debo esperar a que el Instituto de la Música me lo permita.

«Los dos últimos años estuve casi todo el tiempo en la Isla, pero no pudo ser. En lo que resta de 2014 será imposible un periplo, pues salgo para Francia, donde comenzaré una gira internacional. Tengo fe en que pueda hacerlo en Cuba durante el 2015».

—Lily: Hola Raúl!!!!, quería saber cómo podemos adquirir el disco con las bellas canciones de la telenovela??? Todas muy bellas, te deseo éxito en tu vida, y que continúes brillando como hasta ahora.

—Dailin: Hola!!! Raúl soy súper fan de tu música, quisiera saber en qué fecha saldrá a la venta el disco con los temas de la novela cubana La otra esquina y en qué lugares se podrá adquirir.

—La salida oficial del disco será el 4 o 10 de diciembre. Supongo que la Egrem los ponga a partir de esa fecha en los puntos de venta, y también está la opción de piratearlos.

«En ese mismo mes preparamos un espectáculo en el Carlos Marx donde se presentarán estos temas y me acompañarán otros músicos que intervienen en la banda sonora de la novela».

—Ana Karla: ¿Cómo haces para mantenerte el pelo y mantenerte tan apuesto?

—Yamila: Me encanta tu pelo, ¿cómo haces para mantenerlo así?

—Realmente no me trato el pelo, ni estoy pendiente de él. Es así como se ve. De niño mi papá me rapaba la cabeza. Y cuando crecí, quizás por rebeldía, lo dejé crecer. Ahora prefiero tenerlo más corto.

—Yahumi: Es cierto que en «la piratería de discos» es donde los cubanos podemos comprar música, pero quisiera saber cómo se pueden adquirir tus discos y qué es lo que más te gusta comer de la cocina cubana.

—Es muy complicado. En Cuba apenas han salido discos míos. Hubo tiradas muy pequeñas de Revolución y Amigos por Paz; ahora licencié con la Egrem la producción Ven Ven. De manera general, en Cuba no están todos mis discos, paradójicamente los puedes encontrar en abundancia en Norteamérica, Europa, pero no en mi país. He visto en los «merolicos» compilaciones de mis temas. Creo que es la manera más sencilla de tenerlos.

«Me gustan muchas cosas de la comida cubana. Pero lo primero que viene a mi mente es el cangrejo».

—Lord Voldemort: ¿Tienes hijos? ¿Cómo llevas la vida de padre, si eres padre? Y si no es así, ¿crees que la música te robe demasiado tiempo, o es algo que te apasiona? Eres el mejor.

—Tengo dos hijos maravillosos: Roco y Rafael. Intento pasar con ellos todo el tiempo posible. Trato de encontrar un concilio entre trabajo y familia. Sé que lo que hago me ocupa mucho tiempo, pero me esfuerzo por estar presente en sus vidas. Creo que he logrado mantener el equilibrio.

—Yohanka: El disco Revolución me encantó. ¿Pensaste que iba a convertirse en el éxito que resultó?
 
Revolución tuvo el reto de ser el disco que siguió a Mulata. Mulata había encabezado todas las listas de música latina en Europa y tuvo un éxito enorme. Hacer un disco que lo superara parecía imposible. Aposté por Revolución porque a todos los cubanos nos toca muy de cerca la palabra.

«Al principio cuando sale no tiene tanto éxito. Aún estaba a la sombra de su antecesor, pero se mantuvo en el tiempo y fue alzándose hasta convertirse en una producción ícono como lo fue Mulata».

—Yohanka: ¿Tienes algún concierto para el público cubano antes de que finalice el 2014? ¿Proyectos?

—Para diciembre en el teatro Carlos Marx habrá un espectáculo donde se presentarán los temas de la novela. Me acompañarán en la interpretación de las canciones: Laritza Bacallao, Leoni, Pancho Céspedes, Waldo Mendoza, Alain Daniel. Además, los actores del serial dramatizarán escenas e interactuarán con el público. Más que un concierto, será un espectáculo.

«Ahora estoy preparando la gira internacional del disco Ven Ven. Acabo de grabar un tema con el Micha y espero concluir tres videos clip para acompañar los temas Hace falta, Chiquita y Pasa el tiempo».

—Mariana: ¿Cómo es la vida de un músico cubano que decide vivir por un tiempo en cualquier parte, o en tu caso, en París?

—Más allá de lo que puedan imaginar, es muy complicado. Siempre defiendo a la gente que se va. Sea cual sea la partida: irse de su casa, de su provincia, del país. Es volver a empezar todo. Es tomar un riesgo enorme. Me incluyo dentro de un grupo de músicos que se arriesgaron y lograron alcanzar cierto éxito fuera de Cuba, pero hay otros con muchísimo talento que no lo lograron.

«Tuve la suerte de poderme ir y de que me fuera bien, pero no es una decisión que se tome a la ligera».

—Beatriz: Raúl, sabemos que como primero te das a conocer y como triunfaste fue en Europa, ahora mi pregunta para ti es: ¿Por qué regresar a Cuba?

—Este es mi país, ¿por qué no regresar? Eso son esquemas que hay que romper: ¿Por qué hay que irse definitivo? ¿Por qué los que se fueron no pueden volver? ¿Por qué los que están aquí no pueden salir y regresar?

«Este es mi país, sea como sea. Eso nadie me lo puede quitar».

—Omar Crespo Pérez: ¿Qué dirías de Idia, la instructora de música del IPVCE F. Engels?

—En un IPVCE se va a estudiar Matemática, Física, Química, pero yo quería ser músico. Y ella me malcriaba, me sacaba de los turnos, me abrió las puertas al mundo que realmente deseaba.

«Recuerdo que en esa época llegó una donación de instrumentos a la vocacional: baterías, piano, guitarra y bajo eléctricos. Ella puso en mis manos por primera vez instrumentos de calidad. Siempre le voy a guardar mucho cariño. Hace unos años regresé a esa escuela e hice un concierto en el mismo escenario donde tocaba cuando adolescente. Y una de las cosas que más me emocionó fue ver a Idia, muy mayor ya, aún dando clases de música».

—Soy QBA: Si te fuera posible calificar cómo fue tu gira por Miami el año pasado, si es posible, explícanos algo al respecto, aquí no se dijo nada sobre ello.

—He ido con frecuencia en los últimos seis meses. Mi más reciente concierto fue hace solo 15 días. No he tenido experiencias negativas, nadie ha intentado mezclar mi música con cuestiones políticas. Las personas que asistían a mis presentaciones eran cubanos que decidieron vivir allí, pero que sienten nostalgia por su país, y que quieren que se acabe de construir ese puente. Siento a Miami como una provincia más de Cuba.

—Roly: ¿No posees un espacio, lugar o peña donde los jóvenes te podamos encontrar?

—Por cuestiones de tiempo no puedo tener un espectáculo fijo. Y la verdad es que también me da un poco de temor. Hay quienes lo hacen magistralmente, como mi amigo Ray Fernández, pero yo no sé si sería capaz de mantener un espectáculo sistemáticamente.

—Mariana: ¿Se cumple en tu caso eso que David Torrens canta: «Ni de aquí, ni de allá», o has aprendido a conciliar raíces e influencias?

—Cuando viajas, notas que no somos tan diferentes, que los problemas, aspiraciones, obstáculos, son comunes. No hay tanta divergencia entre lo local y lo universal.

«Una vez que vives en otro país mucho tiempo, cambias, pero eso no significa que no pertenezcas a ningún lado. Diría que perteneces a ambos, que tu mundo se hace más grande. Te hace más rico como artista poder conciliar raíces e influencias. A pesar de todos los años que viví lejos, me siento muy de aquí, muy cubano».

Tomado de: https://www.cubasi.cu/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba