Blog

Noticias

El puente en el camino

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Raul Paz - El Puente

Raul Paz presenta su nueva producción discográfica bajo el sello Bis Music, con la que asume la banda sonora de la próxima telenovela cubana, Vuelve a mirar.

Hace un tiempo me preguntaba: «¿En qué andará Raúl Paz?». Mencionar su nombre durante algún encuentro con amigos o charla entre compañeros de trabajo, suscitaba la duda. Unas semanas atrás, cuando el reconocido cantautor publicó en sus redes sociales una imagen con una nota en un papel de libreta nos lo explicamos todo: el autor de éxitos como Mama, Gente, Carnaval, Revolución y Chica mala estaba inmerso en la producción de un nuevo disco, El puente, un material que conforma la banda sonora con la cual Ernesto Fiallo también contará la historia de la nueva telenovela que trae entre manos.

Será la tercera ocasión en que Raúl Paz colabore en una producción de Fiallo. Luego de trabajar juntos en La otra esquina (2014) y En tiempos de amar (2017), ambos creadores repiten la experiencia con Vuelve a mirar, una ficción que pone el foco en las personas de la tercer edad y su desenvolvimiento en el contexto cubano actual.

«Las personas ven la vejez asociada al ocaso de la vida y a la pérdida de ciertas capacidades, sin prestar atención a otras cualidades que se adquieren con los años, como la paciencia y la sabiduría. Con El puente intento poner en valor esas virtudes que poseen nuestros mayores y llamar la atención sobre la forma en que interactuamos con ellos», comenta el reconocido cantante a JR.

La dinámica con Ernesto Fiallo, cuenta Raúl, «resultó sencilla, pues nos conocemos desde que estudiábamos juntos en el Instituto Superior de Arte (ISA) y siempre hemos tenido buena química a la hora de trabajar en equipo. Nuestra comunicación es muy sincera y nos retroalimentamos mutuamente, al extremo de que decidió cambiar el título de la telenovela y ponerle el de una de mis canciones. Es algo que solo me podría suceder con él.

«Cuando llevamos adelante nuestro primer proyecto juntos, La otra esquina, se nos ocurrió compilar en un disco los temas musicales que surgieran para “ambientar” las diversas situaciones de la trama. Esto era inusual en la forma de producir contenidos beneficiados de la audiencia de las telenovelas en Cuba, algo que se ha vuelto tendencia», asegura Raúl Paz, cuyo disco más reciente se produjo bajo el sello Bis Music.

Asimismo confiesa que deseaba crear junto al DJ Italo. Una combinación que nutre a El puente de un sonido urbano que acompaña la voz y la letra del compositor, pues «no me venía ninguna melodía o ritmo que hiciera alusión al pasado, sino una sonoridad actual. Veo la vejez como parte del proceso de vivir lo cotidiano. Nuestros mayores también conforman el presente», insiste.

El artista, nacido en Pinar del Río, con más de 30 años de vida artística, decidió salir esta vez de su zona de confort, asumir sonoridades que no provienen de su universo más cercano y concebir temas depurados como El viaje, Laberintos, El tiempo y El camino, elegantes al nivel de Mañana, Yo y Sorpresa, o con la ligereza de El puente, Un segundo y Sin límite. «Me recuerda al trabajo de búsqueda que realizamos para el disco Mulata, hace ya dos décadas», asegura.

El puente, Raul Paz

El reconocido cantautor publicó en sus redes sociales una imagen con una nota en un papel de libreta que lo explicó todo.

A lo largo de diez canciones interpretadas únicamente en la voz de Raúl Paz, el repertorio trasciende lo aparentemente simple para conducirnos por una ruta de reflexiones en torno a la longevidad, pero que también son aplicables en cualquier momento de nuestra existencia.

«En El puente, aunque las canciones están relacionadas con las diferentes tramas de la novela, todas cuentan un pedazo de mi propia vida. En los proyectos anteriores, La otra esquina (2014) y Vidas (2017), apenas permití que los personajes influyeran en mí como individuo, pues veía la labor de componer para un dramatizado de este tipo como algo más distante, diferente a este nuevo camino», comenta nuestro entrevistado a propósito de esta oportunidad creativa, la cual le ha permitido verse más allá de la música.

Raúl Paz inició sus estudios en el ISA con la intención de llevar adelante dos especialidades: canto lírico y actuación. Pero, cuenta, el exceso de materias y la falta de tiempo provocaron que se decantara por la música. Así y todo, el público lo recuerda en Hello Hemingway (1990) encabezando un elenco de jóvenes actores, dirigidos por el maestro Fernando Pérez, junto a la extraordinaria actriz Laura de la Uz.

«La faceta de actor siempre ha estado cerca de mi obra, aunque en los últimos años la música no me ha dejado espacio para desarrollar otras líneas de trabajo. Hacer canciones inspiradas en personajes o situaciones dramáticas en estas telenovelas, me ha permitido coquetear con la labor de composición actoral», admite, quien desarrolló parte de su carrera musical en Francia.

Sería fácil entender que la predilección de quien empezara a escribir sus propias canciones a los diez años por este tipo de creaciones, construidas alrededor de un producto como una telenovela, deviene un trabajo enriquecedor y de ello dan fe los últimos tres álbumes de su discografía.

Raúl Paz ha demostrado ser capaz de apropiarse de una historia y desarrollar un proceso de metamorfosis, mimetizarse con cada personaje y devolver sus emociones, sentimientos, en forma de versos y acordes. Justo en ese momento, la línea entre actor y músico se desdibuja en beneficio de la composición musical.

Con una producción discográfica que ya supera la decena de fonogramas, quien antes de aterrizar en París estuvo viviendo por Brasil, Argentina y Uruguay, está más que convencido de que la música constituye un apoyo esencial para una puesta en escena, sobre todo, en el audiovisual, y así lo expresa: «El cine, cuando todavía no era sonoro, se hacía acompañar por músicos en vivo y las melodías apoyaban las acciones y sentimientos que se veían en pantalla de manera natural. Tal vez la vida real fuera más interesante si en algunos momentos sonara una música que engrandeciera las escenas que vivimos, ¿te imaginas?».

Canciones, El puente, Raul Paz

De seguro sería interesante, pero por ahora los únicos que se sumergirán en esa magia generada por la música de Raúl Paz son los personajes de Vuelve a mirar, encarnados por actores de primera línea como Paula Alí, Rubén Breñas, Manuel Porto, Nieves Riovalles, Mirian Socarrás, entre otros responsables de llevar a buen puerto esta ficción terminada en época de pandemia. Una presión añadida de la cual este destacado creador tampoco ha estado exento.

«De pronto recuperé tiempo para reflexionar sobre mí y lo que me rodea. Era algo que no me sucedía hacía años y esta música, sin buscarlo, empezó a funcionar como un puente entre un antes y un después de la pandemia.

«Estos tiempos son difíciles para todos, incluidos los trabajadores del espectáculo. Los discos, aunque están hechos para ser escuchados, también tienen una vida en los escenarios y a la gente le hace ilusión poderlos compartir de esa manera. Es ahí donde en realidad termina el proceso de identificación de la obra que uno realiza, pero esperamos volver pronto», comenta quien ha dejado ver una pequeña parte de su quehacer de los últimos meses en las redes sociales, donde navega un fragmento del que será el videoclip del tema Sin límites, un título que se pudiera utilizar para graficar la hiperactividad de su autor, el cual anda involucrado lo mismo en un libro de cuentos cortos inspirados en sus propias canciones, que en la preparación de un concierto de música clásica (una pasión a la que no renuncia) y hasta de un documental, sin dejar a un lado las canciones. «Siempre esas composiciones que salen de mis mundos».

Mientras se materializan esos ambiciosos proyectos, dejémonos conducir por Raúl Paz, quien nos invita a cruzar El puente hacia una experiencia sensitiva que no nos dejará indiferente.

Tomado de: http://www.juventudrebelde.cu/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba